Formulari d' Accés

Usuaris Online

Algunas de las 20 setas más venenosas…

Algunas de estas setas estan consideradas como, tóxicas o muy tóxicas y otras como mortales directamente... creo que deberían tenerse en cuenta para evitar sustos...

1 Gyromitra esculenta (Bonete). Mortal

El bonete ha sido justamente descrito como una "seta comestible que algunas veces mata". Efectivamente, que sea apta o no para el consumo ha sido objeto de numerosas controversias, puesto que algunos individuos las consumen sin experimentar molestia alguna, mientras que otros sufren una grave intoxicación. Se han producido accidentes mortales en individuos que habían consumido esta seta sin inconvenientes durante muchos años. Su efecto tóxico es pues, muy irregular, pero puede llegar a ser mortal. Los primeros síntomas de intoxicación, de tipo digestivo, son seguidos de manifestaciones nerviosas. Luego sobreviene un ataque hepático y por último, un coma que puede terminar en muerte | Flickr cc Gljivarsko Drustvo Nnis.

 

2 Boletus satanas (Boleto de Satanás). Tóxica

Este boletus puede alcanzar los 30 centímetros de diámetro, es compacto y abombado con un margen muy grueso. Destaca por su color claro, entre blancuzco y pardo muy claro (café con leche). Los poros son amarillos en los ejemplares jóvenes y naranja en los maduros. La carne es gruesa y blancuzca pero localmente cremosa, azulea en las fracturas, al igual que en los tubos y las esporas. El Boleto de Satanás resulta realmente muy indigesto, pero no es mortal como algunos todavía piensan. Su mala reputación proviene, sobre todo, de la tonalidad azulada que toma su carne en las fracturas. No debe confundirse con el Boletus Regius que es un excelente comestible | Flickr cc Gljivarsko Drustvo Nnis.

3 Omphalotus olearius (seta de olivo). Muy tóxica

Su sombrero tiene entre 6 y 15 centímetros. Es primero convexo, más tarde aplanado y deprimido en embudo, a veces con un vago mamelón. Sus láminas están apretadas y son desiguales y de un color amarillo anaranjado. Tiene una curiosa particularidad y es que produce luminiscencia azul verdosa en la oscuridad. Su carne presenta una tonalidad amarillo azafrán. Es una seta muy venenosa que se confunde con el Rebozuelo anaranjado, aunque éste último -comestible- no alcanza el tamaño de la seta de olivo | Flickr cc Gljivarsko Drustvo Nnis.

4 Paxillus involutus (Paxilo enrollado). Tóxica

El Paxillus involatus tiene un tamaño de entre 6 y 15 centímetros. Es denso y profundamente deprimido en el centro. El margen enrollado se endereza y levanta unos canalones espaciados y cortos. Sus láminas son de color amarillo y se manchan de color pardo rojizo al tacto. Su carne es blanda, densa, amarillenta, vira hacia el pardo rojizo en contacto con el aire Se ha considerado durante largo comestible. Actualmente se conoce que puede resultar responsable de intoxicaciones graves, sobre todo en caso de cocción insuficiente. Se recomienda evitarlo. En algunas ocasiones podría llegar a ser mortal. Se puede confundir con algún lactario o con otros paxillus sin interés gastronómico o tóxicos | Flickr cc Derek N. Winterburn.

5 Clitocybe dealbata (Clitocibe banqueado). Tóxica

Es uno de los más pequeños clitocibes blancos, el sombrero no alcanza los 5 cm. de diámetro. La cutícula se halla revestida de una tonalidad blanca tenaz y reluciente, cuya desaparición motiva la aparición de manchas rojizas más o menos dispuestas en zonas concéntricas. El margen es delgado y ondulado o lobulado. Las láminas se hallan muy juntas y son blancuzcas al igual que la piel que presenta un olor complejo pero agradable.Es tóxica por su alto contenido en muscarina. Hay que prestar atención porque podría confundirse con la Lepista rickenii y el Marasmius oreades | Flickr cc J. Maughn.

6 Clitocybe phillophila. Tóxica

Con un sombrero de hasta 12 cm blanco, la Clitocybe phyllophila es tóxica. Su carne es blanca y fibrosa con olor a harina húmeda. El mencionado sombrero está recubierto de una pátina parecida al barniz y es difícil de arrancar con la uña, pero que termina por romperse con el tiempo, dejando unas máculas de tonalidad cremosa. Las láminas son igualmente blancas con reflejos de una tonalidad rosada cremosa. Se trata de una seta altamente tóxica. Puede confundirse con el Clitopilus prunulus o Clitocybe nebularis, especies comestibles, la primera de esporada rosa y láminas muy decurrentes, la segunda de olor muy característico| Wikipedia.

7 Tricoloma pardinum. Tóxica

Esta seta puede alcanzar los 20 cm de diámetro. Su sombrero es es obtuso, bastante carnoso de un color gris pálido. La cutícula se reviste de unas finas escamas pardas dispuestas en zonas concéntricas, más apretadas en el centro. El margen enrollado e irregular se resquebraja con el paso del tiempo. Las láminas son largas, apretadas, desiguales, casi libres, de color blanco grisáceo. Es una peligrosa seta venenosa que provoca fuertes gastroenteritis. Se distingue del Tricholoma terreum y del Tricholoma atrosquamosum, por su gran tamaño, su pie bulboso y sus láminas teñidas de gris en las aristas | Wikipedia cc Eric Steinert.

8 Entoloma sinuatum (Entoloma lívido). Tóxica - puede ser mortal

Con un sombrero denso, carnoso y de entre 5 a 20 centímetros, esta seta es de color blanco cremoso que se vuelve ocre, lívido, algunas veces grisáceo con el tiempo. Sus láminas son desiguales, bordeadas, de un amarillo claro, se tornan rojizas con el paso del tiempo. La carne es blanca y libera un fuerte olor de harina fresca. El Entoloma lívido es una seta muy tóxica que puede confundirse con la Lepista nebularis, buen comestible | Wikipedia.

9 Entoloma nidorosum. Tóxica

Tiene un sombrero de entre 2 y 7 centímetros, extendido, más o menos comprimido en el centro, con margen ondulado, presentando algunas hendiduras a veces; durante tiempo húmedo, aparece glabro, brillante, de un gris parduzco, a veces francamente pardo, más pálido cuando el tiempo es seco. Las láminas son blancuzcas primero, enseguida se tiñen de un pardo rosado. Esta Entoloma se caracteriza por un fuerte olor nitroso. La carne es muy frágil, delgada y quebradiza, blanca con matices pardos en la periferia. Esta seta es venenosa y produce intoxicaciones gastrointestinales, sin embargo no es tan peligroso como el Entoloma Sinuatum que puede provocar la muerte | Wikipedia.

10 Amanita muscaria (Falsa oronja. Matamoscas). Tóxica

Su sombrero es grande, puede alcanzar los 20 centímetros, incluso los 25. Globuloso en su juventud, se extiende poco a poco, llegando incluso a deprimirse algo. La Cutícula pose un rojo brillante, salvo que la lluvia lo puede decolorar en cuyo caso adopta un color amarillo anaranjado. Toda su superficie brillante y sembrada de gruesas pústulas blancas primero, y posteriormente amarillentas con el paso del tiempo; son irregulares, algodonosas y pueden llegar a desaparecer en condiciones adversas. El margen es denso, regular y se halla señalado de cortas estrías que son visibles principalmente cuando el sombrero se halla totalmente extendido. Es la clásica seta roja de manchas blancas que aparece en los cuentos de niños. Las láminas son libres y desiguales y de color generalmente blancas o tamizadas de amarillo. La carne blanca, de un amarillo anaranjado bajo la cutícula. Es tóxica, esta amanita contiene una sustancia capaz de matar a las moscas pero no tiene el mismo poder en el hombre. Provoca principalmente trastornos digestivos, o de tipo nervioso que se manifiestan en síntomas de borrachera seguidos por un sueño profundo. Parece que la sustancia tóxica se concentra principalmente en la cutícula. Hay que extremar la precaución de no confundir esta seta con la Amanita Caesarea (excelente comestible), con sombrero también rojo anaranjado. Pero la Caesarea carece de escamas en la cutícula, el pie y las láminas son de un amarillo azufre intenso y posee una volva grande en forma de saco de color blanco.

11 Amanita phalloides (Oronja verde). Mortal

Con un sombrero carnoso, de 6 a 15 cm. de forma ovoide, hemisférico, esta amanita tiene un color variable aunque siempre presenta un fondo verdoso. Lo normal es un amarillo verdoso y también tostado claro o blanquecino con fibrillas radiales más oscuras. Viscoso en tiempo húmedo y satinado en seco. El margen es liso. Las láminas son desiguales y de color blanco, como su carne que está ligeramente coloreada en la zona de contacto con la cutícula, sin olor. La ingestión de tan sólo una de estas setas puede provocar la muerte. Es responsable, cada año, del 95% de las intoxicaciones mortales producidas por setas. Los primeros síntomas de envenenamiento no se manifiestan inmediatamente, sino entre las 6 y las 12 horas, 24 en algunos casos desde la ingestión. Son confundibles con especies del género Russula (sin anillo ni volva), con algunas especies grandes del género Lepiota (con anillo pero sin volva), género Paslliota (sin volva, con anillo y con láminas rosas o parduzcas, pero nunca blancas). Hay que desconfiar de las setas con anillo y volva| Flickr cc Gljivarsko Drustvo Nis.

12 Amanita verna (Oronja blanca). Mortal

Esta amanita puede alcanzar hasta los 10 centímetros de diámetro. Primero hemisférico y más tarde extendido, de color blanco o apenas teñido de un ocre pálido. Satinado y con el margen liso. Sus láminas son apretadas y de color blanco. La carne es blanda y carente casi totalmente de olor en los ejemplares jóvenes, presenta un olor desagradable con el paso del tiempo. De efectos mortales, la oronja blanca provoca intoxicaciones semejantes a las causadas por la Amanita phalloides. Esta amanita mortal puede confundirse con numerosas setas blancas comestibles, como por ejemplo la amanita ovoide | Wikipedia.

13 Amanita virosa (Amanita maloliente). Mortal

Su sombrero mide de De 4 a 8 centímetros de diámetro, primero campanudo y más tarde extendido, mamelonado. Viscoso con la humedad y satinado cuando el tiempo es seco. Del margen cuelgan frecuentemente jirones algodonosos, restos del anillo delgado y frágil que adorna el pie. Las láminas son Estrechas y de color blanco en la proximidad del pie que es esbelto, primero lleno y más tarde hueco. Su carne es blanda y libera un olor desagradable. Su consumo provoca la muerte. Comparte con la Amanita phalloides y la Amanita verna una extrema toxicidad | Flickr cc Galihampshire.

14 Amanita pantherina (Amanita pantera. Galipierno falso). Tóxica

Tiene un sombrero que mide entre 6 y 10 centímetros, primero hemisférico, más tarde convexo y por fin extendido. La cutícula es húmeda, brillante, de color pardo oscuro u ocráceo, sembrado de pequeñas verrugas blancas, harinosas dispuestas en círculos concéntricos. El margen se halla precozmente estriado. Las láminas son de color blanco. Su carne es de color blanco inalterable y exhala un débil olor a rábano en los ejemplares frescos. Es una seta muy peligrosa y provoca intoxicaciones violentas, pero raras veces resulta mortal. Posible confusión con las Amanitas comestibles como la A. Rubescens y la A. Spissa. El sombrero de la A. Panterina es de color pardo con placas pequeñas y blancas y los bordes estriados; En la A. Rubescens, es marrón rojizo-vinoso con placas harinosas gris vinosas y los bordes no estriados, la carne enrojece al contacto, anillo más estriado y más alto al igual que la A. Spissa, esta además, presenta la terminación bulbosa del pie de manera napiforme y bordes del sombrero no estriado | Flickr cc V.H. Hammer.

15 Agricus xanthoderma. Tóxica

Su sombrero mide entre 6 y 12 centímetros en forma de casco que posteriormente se extiende, de color blanco se tiñe de amarillo cromo al tacto. Las láminas son blancas durante bastante tiempo, se enrojecen con la madurez y se convierten en marrón púrpura en la vejez. Su carne es espesa y blanca, amarillea vivamente al tacto, sobre todo en la base del pie que desprende un fuerte y desagradable olor a fenol. Esta seta debe desaconsejarse. Es venenosa para unos (diarreas, vómitos, etc.) y bien soportada por otros. Su olor desagradable la convierte en poco apetitosa. Se reconoce esta seta por el amarilleo intenso e inmediato de su carne, sobre todo en la base del pie y por un olor desagradable | Wikipedia.

16 Lepiota helveola (Lepiota de carne rojiza). Mortal

Entre 2 y 6 centímetros, primero acampanado convexo y más tarde extendido y ligeramente mamelonado algunas veces. Seco es afelpado de un color pardo ocre uniforme, más tarde desgarrado a partir el borde en pequeñas escamas de aspecto también afelpado, que presentan matices rosa encarnados. Sus láminas son blancas y se tiñen de crema con el paso del tiempo. La carne es blanca y enrojece en las fracturas y libera un olor suave. Esta pequeña lepiota resulta mortalmente tóxica provocando un síndrome de tipo similar al ocasionado por la Amanita phalloides. Bajo el nombre de Lepiota rojiza se agrupan a menudo diversas especies de pequeño tamaño, coloración rojiza y anillo fugaz | Wikipedia.

17 Inocybe patouillardii (Inocibe lobulado. Bruja). Tóxica (en ocasiones, mortal)

Con un sombrero de entre 5 y 15 centímetros, primero cónico acampanado, mas tarde extendido y permanece mamelonado durante cierto tiempo. Es denso y carnoso, sedoso y recubierto de fibrillas radiales en superficie. De color pálido, entre blanco cremoso y amarillo paja, enrojece en algunos lugares al tacto y en la última etapa de su ciclo vital. El margen es al principio vuelto y enseguida, presenta lóbulos y a menudo, profundas hendiduras. Sus láminas son blancas y se vuelven de un pardo oliváceo conservando la arista siempre blanca, algodonosa. Es tóxica por su gran contenido en muscarina. Es responsable de graves intoxicaciones, mortales a veces. No hay que confundirla con la Calocybe gambosa.

18 Cortinarius orellanus (Cortinario de montaña). Mortal

Mide entre 3 y 10 centímetros de diámetro y el sombrero es primero campaniforme y más tarde convexo, se extiende poco a poco presentando una forma ligeramente mamelonada. La cutícula de un brillante rojo anaranjado es finamente tomentosa y afelpada. Las láminas son separadas, densas y adnatas hacia el pie. Primero de un amarillo anaranjado que se tornan enseguida a un pardo rojizo vivo Este cortinario contiene un veneno mortal. Tras un periodo de incubación especialmente largo –puede llegar a los 15 días- se produce una nefritis que puede provocar consecuencias fatales. Debido a ese periodo tan largo de manifestar la intoxicación, cuando da la cara, ya no tiene solución. Se puede confundir con la Armillariella melea | Wikipedia.

19 Cortinarius splendens. Mortal

Entre 4 y 8 centímetros de diámetro. Primero convexo y más tarde extendido, con el margen finamente reflejado posee una hermosa coloración azufrada, está machado de pardo en el centro, acentuándose tales manchas con el paso del tiempo. Sus láminas son de un amarillo dorado que se vuelve herrumbrosa en la madurez. La carne es de una espléndida coloración amarilla al romperse y resulta prácticamente inodora. Este cortinario ha gozado, equivocadamente, fama de comestible. Resulta tan mortífero como cómo el cortinario de montaña. Se parece algo al Tricholoma Equestre (Seta de los Caballeros) del que también se desaconseja su consumo | Wikipedia.

20 Galerina marginata (Galerina rebordeada). Mortal

 

Entre 2 y 5 centímetros, primero cónico que se torna convexo, siempre abombado o ampliamente mamelonado. La cutícula, glabra, brillante de color amarillo en tiempo seco que se vuelve de un pardo encarnado con la humedad. Las láminas son estrechas de color parduzco o amarillento. La carne emana olor a harina. Contiene sustancias próximas a las de la Amania Phalloides. Es mortal. Los ejemplares más robustos, pueden confundirse con la Kuehneromyces mutabilis (Foliota cambiante) | Flickr cc manpc58.