Consumo de alucinógenos en Europa

Consumo de alucinógenos en Europa, mucho antes de lo que se creía

(David F. Pascual-BBC Mundo)

Los habitantes prehistóricos de lo que hoy es la provincia española de Cuenca parecen haber sido los primeros europeos que consumieron hongos alucinógenos, según la hipótesis de un grupo de investigadores.

pintura_rupestre

Ejemplo de una de las pinturas rupestres del yacimiento de Villar del Humo,
que data del 6.000 a.C.

La presencia de una serie de figuras con forma de hongo en un mural de pinturas rupestres en el yacimiento de Selva Pascuala podría representar a determinados organismos de este tipo de efectos neurotrópicos, lo que sería la primera referencia prehistórica de su uso en Europa.

"Las dos últimas figuras de una serie de trece poseen una morfología cambiante, con propiedades tanto de ser humano como de hongo. Este hecho, sumado a la presencia del hongo Psilocybe hispánica en el entorno nos ha permitido hacer esta interpretación", explicó a la BBC Juan Francisco Ruiz, miembro del grupo investigador y profesor de Prehistoria en la Universidad de Castilla- La Mancha.

 

Así, según Ruiz, llevados por los efectos del consumo de estos hongos los propios pobladores de Selva Pascuala habrían terminado realizando estas representaciones sobre las rocas.

Reuniones periódicas

La ingestión de estos hongos alucinógenos podría estar relacionada con la celebración de encuentros periódicos de carácter religioso de grupos poblacionales colindantes, según explicó a la BBC el investigador. "Creemos que por entonces estas poblaciones estaban ya sedentarizadas y divididas en pequeños grupos separados entre sí territorialmente", afirmó.

Pese a que las pinturas fueron descubiertas en 1918 no se había podido establecer hasta ahora una hipótesis razonada sobre la presencia de estos hongos entre los pobladores de Selva Pascuala allá por el 6.000 a.C. "Si algo tiene el universo de las pinturas rupestres es que no es unívoco, por lo que nunca se puede decir a ciencia cierta la significación de un dibujo, incluso aunque quede claro que se trata de un ciervo o un hombre", aclaró Ruiz.

La Psilocybe hispánica es un hongo que, según explicó el investigador, crece sobre terreno abonado con excrementos de animales. Así, otra de las razones que apoyan la teoría sostenida por este grupo para hablar de la ingestión de sustancias neurotrópicas por parte de pobladores de la prehistoria en España es la presencia de animales de gran tamaño de entre los dibujados en el mural.

No obstante, esta no sería la referencia más antigua de su uso a escala global, ya que existe un mural en Argelia donde aparecen representadas este tipo de setas alucinógenas con más de 7.000 años de antigüedad. "El caso de Argelia no ensombrece nuestro descubrimiento puesto que allí se documentan las costumbres de la cultura del sur del Sahara y nosotros hablamos de la europea", apuntó el docente.

pscilocibe_hispanica

Los Psilocybe hispanica aparecen desde septiembre a noviembre exclusivamente sobre excrementos de caballo en el Pirineo aragonés y el Pirineo central francés, a una altura aproximada de entre 1700 y 2200 metros. Su sombrerillo es de color marrón achocolatado.

Localización en la peninsula del Psilocybe hispanica

Localizacin_en_Aragn.svg

Joomla templates by a4joomla